¡Qué vergüenza!

omaralvarez2Jorge-Cabrera-Camello-e1462194586893Por: Jorge Luis Cabrera C.

¡Qué vergüenza! En mi vida humilde pero sincera de ejercicio de periodismo independiente, nunca he visto tanto descaro y promiscuidad entre los hechos delictivos y la prensa pagada por los violadores de la normatividad penal del país.

Sucede y acontece que el señor Omar Álvarez  nombrado como director del Instituto Departamental de Salud de Nariño, por el gobierno del Corazón del Mundo, a quien el señor gobernador aún no le apuesto el cardiólogo, aunque creo que él se llama doctor Fatigas (Fabio Arévalo), otro trashumante que nunca conoció lo que somos los pastuso y muy cercano al nefasto alcalde Peñalosa.

El Hijo, el ilustre médico, Andrés, el grande, quien tuvo la osadía de bajarle la mujer a Zarama, a la sempiterna jefa de protocolo, supuestamente está implicado en unos delitos que cometió cuando dirigía una empresa de trámites.

Frente al hecho, Diario del Sur  y Juan Pablo Ortega de Todelar asumieron posiciones indignas. El periodismo debe investigar, claro está, pero no puede asumir defensas de personas que están en situación de investigación. El abogado Ortega, en el estrado defensivo y sin argumentos probatorios, después de que conoció la noticia de sociedad para delinquir inculpada contra el director del Instituto departamental de Salud, sale a decirle a la basta audiencia, que el doctor Álvarez era sujeto de una investigación por fuera del ejercicio de su actual investidura, lo cual no debe ser objeto de inhabilidad para ser administrador de la cosa pública. Que el señor Ortega siga siendo abogado pero que no manche la misión del periodista. Claro,  su mentor fue León Pío Acosta, el nefasto periodista de todos los tiempos.

El Diario del Sur, a su vez  en una actitud de sinvergüencería y de irrespeto a sus  los lectores edita la edición del 5 de mayo con el titula Escandalo en Nariño “CAPTURAN AL DIRECTOR DEL INSTITUTO DE SALUD “ y luego en los puestos de venta y distribución desaparece. Señor¡ la respuesta de los voceadores y vendedores ¡se dañaron las máquinas! Por dios no nos crean pendejos. La batuta de la plata y el capo pueden más.


Contactos: 3114778351
Hernan Durango Patrillau/ Redacción Bogotá

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s