Mi Hoja académica es la de un hombre que ha estudiado para cambiar a Colombia

gustavo-petro-2
Gustavo Petro

Nunca había sentido el intento de desprestigiarme de una manera tan fuerte como en el artículo que el periodista Melquisedec Torres hace en artículo publicado por el Espectador.

Desde hace años he presenciado y sentido, no voy a decir que sin una afectación de tipo personal y familiar, la actividad sistemática de la mayor parte de la prensa tradicional privada para destruir la imagen que los colombianos tienen de mi.

Esta vez entraron a cuestionar algo que ha sido en mi vida objeto de mi mayor respeto: el estudio.

Nunca jamás pensé en el estudio como un medio para ganarme la vida; siempre fue para mi la búsqueda del sustento científico y del debate del pensamiento humano más avanzado para apoyar mi accionar político.

Aunque fui profesor de posgrado de las Universidades Central, Incca y Externado, y he sido conferencista en Universidades extranjeras, como Harvard, Upsala, y Nueva York, por estas conferencias no he recibido ningún tipo de pago

Para mi el estudio ha sido fundamental, lo respeto y ha sido un valor de uso. Es, tanto el que he cursado en universidades como el autodidacta, un presupuesto de mi acción política. Estudio para transformar el mundo no para ganar emolumentos.

Por eso no he tenido que inflar mis estudios, ni he presentado títulos falsos como insinúa calumniosamente el titular del Espectador, ni he presentado hojas de vida donde no diga la verdad.

Me siento orgulloso de lo que he estudiado, y ese estudio tanto el académico como el que hago a través de la lectura de mis libros hace parte de una muy personal perspectiva de ¨cuidado de si¨, como el que conceptuara Foucault.

No he buscado el apoyo de mis conciudadano(a)s por mis títulos y estudios académicos, no he buscado que me llamen experto o doctor, he buscado que me digan dirigente, revolucionario, transformador de la sociedad, hombre de revoluciones.

No he salido a vender mercancías o consultorías sobre la base de mi preparación académica, quienes quieren escucharme lo hacen por lo que significo. Mis cargos como servidor público, lo son por elección del pueblo.

Pero entremos en materia, dado que el señor Melquisedec Torres me da la oportunidad de hablar de mis estudios de manera pública.

El artículo publicado en El Espectador me ataca con versiones de mi hoja de vida de terceros, no con las que yo personalmente he presentado y hecho pública. Así es fácil montar el desprestigio premeditado.

Su intención es defender a Peñalosa, diciendo: “Quien se le opone hace lo mismo”, todos son lo mismo. De alguna manera logra escondiendo lo que dice mi propia hoja de vida y buscando las interpretaciones de terceros decir que miento sobre mis estudios.

Mi hoja de vida se hizo desde el Congreso de la República, se publicó y se le ha entregado a todo aquel o aquella que la ha solicitado. Se  presentó a las empresas que como alcalde presidí en sus juntas directivas y dado que son empresas inscritas en bolsa de valores, se registraron ante la autoridad competente como información relevante.

Melquisedec Torres y por su intermedio El Espectador no pudo decir que un solo punto de esa hoja de vida es falso, y por tanto, el diario incurre en la calumnia al tratar de sugerir lo contrario a sus lectores y a quienes profusamente lo han difundido.

La única manera de atacar mi hoja de vida es hacerlo a través de lo que terceros han escrito de ella.

E incluso trata el artículo de El Espectador de insinuar que no hice estudios de especialización de administración pública en la ESAP, o que no hice estudios de maestría en Economía en la Universidad Javeriana, o peor aún que no inicie estudios de tercer ciclo, o doctorado, en nuevas tendencias en dirección de empresas. Se atreve a decir que mi especialización, titulo de segundo ciclo, en la Universidad de Lovaina la nueva, es un diplomado, porque el titulo dice diploma, como la mayoría de los títulos y se abroga la competencia del homologador nacional.

Pues bien hice mi carrera como economista en la Universidad Externado de Colombia en 1982, mi tesis de grado la dirigió Jesús Antonio Bejarano, a quien después asesinaron, y mi diploma me lo entregó Fernando Hinestrosa. Ustedes pueden verificarlo aquí:Mi Hoja académica


Contactos: 3114778351
Hernan Durango Patrillau/ Redacción Bogotá

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s