Venezuela captura pieza clave para investigación de paramilitares

venez_maduro_juliovelezcartPor Luis Antonio Gómez Pérez

Caracas, 5 jun (PL) Con la captura el pasado miércoles de Julio Vélez, exconcejal de Cúcuta (Colombia), el Gobierno de Venezuela dio un paso importante en las investigaciones sobre la presencia de paramilitares en el país y sus planes para la desestabilización interna.

Vélez fue aprehendido bajo la acusación de pagar al grupo encabezado por Leiver Padilla que asesinó el 1 de octubre de 2014 al diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Robert Serra y a su asistente María Herrera.

Según el presidente venezolano, Nicolás Maduro, todos los detenidos hasta el momento relacionados con ese crimen señalaron al exconcejal como uno de sus autores intelectuales.

Al margen del homicidio, ese personaje puede ser una pieza clave para las autoridades de esta nación en sus acusaciones contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe, a quien consideran uno de los principales promotores de la violencia contra Venezuela protagonizada por paramilitares.

De acuerdo con Maduro y otros altos funcionarios, Vélez fungió en el pasado como mano derecha de Uribe en la frontera con el territorio venezolano, franja muy porosa ante el contrabando y la inmigración ilegal.

Ese último fenómeno no está desligado de la infiltración en Venezuela de criminales a sueldo, cuyo objetivo es agredir al Gobierno mediante asesinatos selectivos de dirigentes y la desestabilización interna, indicaron las autoridades.

Desde Caracas, los investigadores consideran que el exconcejal capturado puede arrojar evidencias de la relación directa de Uribe con bandas pagadas para sembrar el caos en el país.

Al ofrecer elementos de los vínculos entre el detenido colombiano y Uribe, Maduro señaló que el abogado del expresidente, Jaime Granados, fue quien asumió personalmente la defensa de Vélez en 2010, cuando fue acusado de asesinar a su esposa.

Granados es reconocido como abogado de figuras vinculadas a Uribe, apuntó el mandatario.

Por otra parte, Vélez figuraba en el momento de su captura como el propietario de las empresas Meka Cambio, utilizadas para el lavado de dinero y la especulación con el bolívar (moneda venezolana) a fin de debilitarlo, según medios de prensa.

Precisamente esas actividades están entre las señaladas por Venezuela como acciones de la guerra económica que la afecta y genera el descontento en la ciudadanía.

Ahora las investigaciones relacionadas con Vélez están dirigidas a comprobar quiénes eran sus cómplices en este país, señaló Maduro.

Con esa determinación, el mandatario muestra su apego a la promesa hecha a sus compatriotas de llevar hasta las últimas consecuencias el enfrentamiento a los que promueven acciones violentas en las calles.

Otro juramento que el mandatario tiene presente en este caso es el de entregar a la justicia a todos los implicados en el asesinato de Serra, el diputado más joven en la historia de la Asamblea Nacional.

mem/ga/tgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s